iSABEL CORDÓN

Siempre me ha encantado mi trabajo por esta parte increíble de creer en las personas, de pensar que un equipo puede más que un individuo, de sentir que al final las organizaciones no son más que un ente formado por los valores y emociones de miles de nosotros, INTANGIBLES, y, en la búsqueda de estas herramientas a poner al servicio de las personas.... me hablaron de coaching.


El coaching habla de transformación y de nuestra manera de mirarnos y mirar al mundo, de como poder conocernos mejor para ser mejores personas y mejores profesionales.

 

Pasé por un proceso individual de coaching y uno de mis grandes descubrimientos fue saber que nos movemos y decidimos basándonos en una parte que no somos conscientes en su gran dimensión (creencias, experiencias de vida, hábitos adquiridos) sin preguntarnos si  habría otras opciones que no estamos contemplando. Coaching habla de ésto, de cambiar el observador que estamos siendo de la situación, cuestionándonos nuestras creencias limitadoras y potenciando nuestras fortalezas.

 

Dicen que para creerte el cambio tienes que primero experimentarlo en ti mismo, o sea que el primer paso ya lo había dado y el segundo fue estudiar en la Escuela Europea de Coaching donde finalmente me certifiqué por la International Coach Federation (ICF).

 

¿Qué ha aportado a mi vida? Una nueva mirada para poder acompañar a otras personas, de poder ser una posibilidad para su transformación igual que lo ha sido para mí. De descubrir que realmente hay algo que nos ayuda a pararnos en el camino, a reflexionar sobre quienes somos y qué queremos, y a accionar en la dirección deseada con responsabilidad y valentía.